Síguenos en:

Moda, Belleza e Inspiración

13 Consejos para salvarte de situaciones incómodas por las que todos hemos pasado

Trucos

13 Consejos para salvarte de situaciones incómodas por las que todos hemos pasado

¿Qué piensas cuando oyes “situación incómoda”? ¿Es algo como esto? Pero la incomodidad no es solo una pausa larga en un diálogo o una risa inapropiada. Muchos de nosotros sabemos que una sorpresa desagradable puede suceder en cualquier momento y, a veces, ¡es incluso peor de lo que podríamos imaginar!

Nunca sabemos si nuestro tacón se romperá al cruzar la calle o si nuestro almuerzo terminará en nuestra blusa. Pero la buena noticia es que hay cosas que puedes hacer para asegurarte de que mantengas la calma y la tranquilidad durante estas situaciones difíciles.

1. Cabello grasoso

Cuando no hay tiempo para lavarte el cabello y este se pone grasoso, las toallas de papel comunes pueden ayudarte. Seca la grasa en las raíces con las toallitas. Después de eso, alisa tu cabello. Se verá fresco.

2. Problemas de cremallera

Cuando la cremallera de tu ropa se quede atascada inesperadamente, puedes usar un lápiz normal. Frota ambos lados de la cremallera con la punta del lápiz y luego tira suavemente de ella. El bálsamo para labios también será adecuado para la reparación de cremalleras.

3. Sudor en el pecho

Si notas que el área de tu pecho produce un poco de sudor cuando hace calor afuera, puedes usar protectores de ropa interior para evitar manchas desagradables en tu ropa. Simplemente colócalos en el sujetador y absorberán el sudor.

4. Problemas de leggings o mallas

Si las leggings o mallas enfatizan los defectos de tu figura, todavía hay una manera de resolver ese problema. Toma un par de pantimedias viejas y córtalas para que se conviertan en pantalones cortos. Úsalos debajo de las leggings para que tu figura parezca más tonificada.

5. Manchas de tinta

¿La tinta de tu pluma se filtró y dejó una mancha en tu ropa? El gel de mano antibacteriano habitual te ayudará. Coloca un paño o una toallita de papel debajo de la mancha para remojar la tinta, exprime un poco del desinfectante en la mancha y frótalo con un servilleta o una almohadilla de algodón. Luego lava la zona tratada.

6. Aliento fresco

Si necesitas refrescar tu aliento rápidamente y no tienes un cepillo de dientes a la mano, puedes masticar granos de café. Eliminarás el olor desagradable y su textura sólida ayudará a limpiar la lengua de la placa, que contiene muchas bacterias.

7. Zapatos mojados

Puedes secar tus zapatos mojados con arena para gatos. Llena una pantimedias con arena para gatos, átala y ponla en tus zapatos por la noche. Esto absorberá toda la humedad. Será útil verter bicarbonato de sodio en los zapatos para prevenir el desarrollo de bacterias que pueden conducir a olores desagradables.

8. Dientes amarillos

Usa plátanos para hacer que tu sonrisa sea blanca. Frota tus dientes con el lado interno de la cáscara de plátano y espera de 10 a 15 minutos. Luego, quítalo con un cepillo de dientes y enjuaga tu boca. Este procedimiento ayudará a blanquear tus dientes suavemente.

9. Zapatos resbaladizos

Puedes usar el papel lija si tus zapatos se resbalan. Frota las plantas en un movimiento circular. Luego frota desde el talón hasta el dedo del pie. No presiones demasiado. También puedes usar el pegamento caliente.

10. Papas contra las manchas de sudor

Puedes usar las papas para reducir el riesgo de manchas de sudor debajo de las axilas. Corta papas frescas y limpia debajo de tus brazos. Espera hasta que se absorba y luego lava la piel con agua.

11. Falda que se alza con el viento

¿Quieres ponerte una falda que se sube constantemente por el aire o por la misma tela? ¡No hay problema! Usa fijador para el cabello para mantenerla en su lugar. Simplemente salpícalo sobre tus muslos y la falda no subirá más.

12. Cuando el chicle se pega en la ropa

Si un chicle está pegado en tu ropa, puedes usar cinta adhesiva. Pega una tira de la cinta al chicle y retíralo. Repite esto varias veces.

13. Anillo atascado

Cuando no puedes remover el anillo de tu dedo, simplemente levanta la mano. Mantenla así por un par de minutos. La sangre correrá de la mano hacia el hombro y podrás quitar el anillo.

¿Has estado en alguna de estas situaciones incómodas? ¡Cuéntanos sobre ello en los comentarios a continuación!

Con la información de genial.guru

Seguir leyendo
Anuncio
También te puede interesar...

Más en Trucos

Arriba